Canciones que no pueden faltar en la verbena de tu pueblo

Con el verano llegan las fiestas de los pueblos y con las fiestas de los pueblos llegan las verbenas. Esta tradición tan nuestra es, sin duda alguna, una de las que más disfrutamos. Pero hacer una buena verbena no es algo sencillo. La orquesta tiene un papel decisivo en hacer que nuestra verbena sea un éxito o un fracaso y la selección de los temas musicales es la clave para dar con la verbena perfecta. ¿Quieres saber qué canciones ha de tener una buena verbena? Sigue leyendo.

Para los yayos

Una verbena que se precie va a comenzar con canciones especialmente dedicadas a los más mayores. Pasodobles, coplas y música de los años 50 es lo que primero ha de sonar en una verbena que se precie. Los mayores son los primeros en retirarse de esta fiesta y hay que conseguir que disfruten igual o más que el resto de personas, por ello, algunos temas de Rocío Durcal o de Manolo Escobar van a ser necesarios en la verbena. No podemos dejar que nuestros mayores se queden sin echarse uno bailes bien “salaos”.

Las que no tienen sentido fuera de la verbena

Existe un tipo de canciones que están, claramente, creadas para tocarse en las verbenas. ¿Qué sentido tiene si no que una canción te diga cuántos pasos hacia la derecha has de dar, cuántos hacia la izquierda y qué cantidad de piruetas y saltos mortales has de hacer para disfrutar la canción plenamente? El Chacachá del Tren, Paquito El Chocolatero o Follow The Leader son los ejemplos perfectos. Sin estas canciones ninguna verbena tendría sentido.

Hits atemporales

La Macarena, Sarandonga o A Quién Le Importa son clásicos que cualquier orquesta que se precie ha de tocar en una verbena. Da igual el género de la canción, la duración o el año en el que vieron la luz. Estas canciones además de pop, rock, electro o rumba son del género “verbena” y sirven para armar el listado de canciones y darle una continuidad al show. Vamos, son como el bajo de la orquesta.

Reggaetón para los jóvenes

La verbena mezcla géneros y épocas para adaptarse a su heterogéneo público, por ello, en la lista de canciones de la orquesta no va a faltar algo de reggaetón. Este estilo de música, popular entre los más jóvenes, empezará a sonar probablemente durante la mitad del concierto y cantantes como Enrique Iglesias o Luis Fonsi no van a faltar, ya te avisamos.

Un poquito de rock

En una verbena no puede faltar la variedad y ciertas dosis de estilos no tan comerciales como el rock son necesarios. Fiesta Pagana y algunos hits de Maná o Fito y los Fitipaldis van a sonar en la plaza de tu pueblo y por poco seguidor que seas del género sabes que las vas a cantar a pleno pulmón y las vas a bailar como el que más.