Cómo elegir un buen Soporte Jamonero para tu Pata de Jamón esta Navidad

Las navidades ya están aquí y, si eres de los que puede prescindir de cualquier cosa en estas fechas menos de una buena Pata de Jamón, esto va para ti. Mucha gente se olvida de la importancia de este utensilio, pero debes tener claro que tan importante es un buen jamón como un soporte de calidad. 

Si no quieres ser objeto de burla en tu familia estas navidades por un mal corte del jamón -el caso es que luego no existe ningún valiente que se atreva a enfrentarse a la pata de cerdo, pero sí a criticar su corte- haz caso de los consejos que te vamos a dar desde San Ignacio para que no te equivoques a la hora de escoger un buen soporte jamonero y dejes boquiabiertos a los “expertos” de los comensales con tu excelente corte fino.

Estabilidad

Es crucial asegurarnos de que la base del soporte no se desliza cuando cortamos sobre la mesa en la que reposa para evitar que el jamón se mueva mientras realizamos el corte. Es recomendable que la jamonera no sea muy ligera porque esto la hará ser más inestable y podrían darse movimientos imprevistos que afectaran al corte o, peor aún, provocaran un accidente.

Comodidad

Para cortar con comodidad es necesario poder aplicar cortes con ángulos determinados y, también, es preferible que la parte comenzada del jamón esté orientada de forma que facilite esa operación. A medida que se va avanzando y se van sacando lonchas, la superficie de corte va cambiando su forma y orientación. 

Por eso los siguientes dos elementos son básicos y hacen más cómodo el corte: el agarre (palometa) giratorio y la regulación de la altura. La palometa permite cambiar de zona de corte rápidamente sin tener que aflojar y apretar de nuevo el tornillo que fija la pata. Asimismo, con la regulación de la altura podemos cortar siempre de la misma forma, independientemente del tamaño de la pieza o de la parte del jamón en la que estemos.

Durabilidad y calidad

Es un hecho que no todo el mundo tiene las mismas necesidades. Si solo cortas jamón en navidades, un soporte jamonero de una calidad menor pero bien cuidado te puede durar toda la vida. Pero si eres un cortador profesional quizá necesites un soporte de mayor calidad y que estéticamente no muestre señales de deterioro. En este último caso, los soportes de madera o de acero inoxidable son los más resistentes.

Longitud de la base

La longitud de la base está directamente relacionada con la estabilidad. Cuanto más grande es la base más estable suele ser el soporte. También debemos considerar el tamaño dependiendo el tipo de jamones que vayamos a consumir. No es lo mismo un consumo esporádico -en este caso quizá es más habitual comprar paletillas o jamones pequeños, para lo cual no es necesario tener un soporte tan grande- que ser un gran asiduo del jamón, o dirigir un bar o un restaurante, siendo la mejor opción un soporte con la base más larga que permita fijar bien la punta del jamón.

Asimismo, debes tener en cuenta que si la base es corta el jamón quedará orientado con más inclinación. Hay quién lo prefiere así, pero suele ser un poco más difícil mantener plana la zona de corte.

Pincho

El pincho también es un utensilio que afecta a la estabilidad. Si la base tiene un pincho vertical en la zona donde va colocada la contramaza o la babilla, luego será más sencillo fijar el jamón, aumentará su estabilidad y facilitará su posterior corte.

 

¿Quieres ver los jamoneros de San Ignacio? Pincha aquí y descubre todas sus características: Jamoneros San Ignacio