San Ignacio con la reducción del uso del plástico en la cocina

SAN IGANCIO CON LA REDUCCIÓN DEL USO DE LOS PLASTICOS EN LA COCINA

Es importante concienciarse en la eliminación y reducción del uso del plástico en nuestras cocinas, por ello, San Ignacio desarrolla y se reinventa en cada una de sus nuevas colecciones. En este caso, San Ignacio con su colección Green apuesta por la eliminación de uso de los plásticos en la cocina.

Esto no solo ayuda al medioambiente sino a logar una vida sana, sin sustancias toxicas adheridas al plástico que pueden ser perjudiciales para nuestra salud.

Un problema por resolver

La cocina es la estancia que más residuos plásticos genera. Algunos datos de interés respecto al plástico y su uso son:

•    El 40% de los plásticos producidos son envases, usados una sola vez y luego desechados. 
•    La tasa de reciclaje de plástico en Europa es tan solo de un 30%

Son datos alertadores, por lo que es importante concienciarse y trabajar en un cambio progresivo, reduciendo el plástico en la cocina de una forma gradual, sustituyendo utensilios y recipientes poco a poco. Por ello, San Ignacio te presenta varios consejos para reducir el plástico en la cocina.

El plástico en la cocina

Los plásticos parecen invadir todos los aspectos de nuestras vidas, y la cocina no es una excepción. En el momento que cocinamos, almacenamos y envasamos alimentos, tenemos la oportunidad de deshacernos del plástico en favor de materiales más seguros y respetuosos con el medio ambiente.

La mayoría de nosotros prestamos más atención a los ingredientes de nuestros alimentos que al recipiente en el que se encuentran, pero esto último es también importante. 

A continuación, os proporcionamos algunos consejos sencillos para evitar el plástico en nuestro día a día.

  1. Compra de utensilios y cubiertos de metal. Esto no solo ayuda al medio ambiente, sino que también asegura que las toxinas plásticas no tengan acceso a los alimentos. Para ello, San Ignacio te proporciona utensilios de cocina.
  2. Realizar compras con gran cantidad de productos, con lo que evitaremos el uso de bolsas plásticas de forma periódica.
  3. Utilizar herméticos de cocina para almacenar productos, lo cuales son aptos para ser congelados. Son todo ventajas, duran mucho más y no contienen plásticos. 
  4. San Ignacio promueve la vida saludable a través de la dieta mediterránea, por lo que es aconsejable olvidarse de los alimentos ultra procesados y de sus embalajes plásticos.
  5. Cambia los tupperware de plástico por nuestros recipientes fabricados con cascara de arroz o ricehusk de San Ignacio. Las propiedades de la cáscara de arroz han permitido la creación de contenedores ultraligeros altamente duraderos, resistentes al microondas, frigorífico y lavavajillas. Además, no absorben la humedad, lo que significa que los alimentos permanecen intactos, al tiempo que conservan su temperatura y todas sus propiedades.
  6. Cambia las botellas de plástico por botellas reutilizables, de vidrio, borosilicato o acero inoxidables.  Esto hará que el líquido mantenga su sabor intacto y sin contaminación cruzada que ocasiona el plástico.

Con estas pequeñas acciones se pueden reducir drásticamente el uso de plásticos en la cocina. Además, con la colección Green de San Ignacio, la colección más ecológica, se compone de sartenes, fiambreras porta alimentos y utensilios para la cocina. Esta propone un sencillo diseño a través de materiales sostenibles, como el aluminio, 100% reciclable, que permite que se reduzcan al mínimo las emisiones de CO2. Así, por ejemplo, sus lunchboxes son reciclables y sostenibles, porque están fabricadas con cáscara de arroz. Los mangos de los cuchillos, el pimentero o la tabla de cortar son de madera natural, un material biodegradable y ecológico, disminuyendo la contaminación.

San Ignacio con el medio ambiente